Parece estar de moda un juego on-line denominado «wordle».El juego consiste en averiguar una palabra de 5 letras en un determinado número de intentos. En cada uno de los intentos que se realicen colocando letras en las 5 posiciones, el software del juego  indica la letra o letras acertadas, siempre y cuando coincidan con las de la palabra a averiguar y en su posición correspondiente. Se gana en el juego cuando se acierta con la palabra en el nº de intentos estipulado o con un menor nº de ellos.

Se nos ha ocurrido que podría realizarse un juego similar -que denominaremos DNAWORD-  con las letras que definen al ADN:  las letras iniciales de sus diferentes nucleótidos (A,T,G y C), manteniendo igualmente la secuencia de 5 letras, y con ciertas peculiaridades:

1.- Realizar el juego a modo de competición . De tal forma que compitieran diferentes personas o equipos de personas para determinar un ganador que sería aquél que primero llegara a determinar la secuencia correcta. Cada persona o equipo iría realizando el mismo nº de intentos sucesivamente. El organizador del juego respondería a cada uno con los resultados que obtuviera hasta que uno de ellos lo lograra. Siendo éste el ganador del juego. No se pone, por tanto,  límite a los intentos a realizar.

2.- La  secuencia a descubrir puede ser cualquiera de las posibles. Pudiendo repetirse, por ejemplo, 5 veces la misma letra u otro nº de veces, como también que alguna/s de ellas no se encuentren presentes en dicha secuencia.

3.- Al ser sólo pocas letras posibles para ocupar las 5 posiciones, el organizador indicaría en cada intento el nº de acierto/s de letra y posición pero sin informar la posición o posiciones donde el acierto se produjo. Sólo respondería, por ejemplo: has obtenido 2 aciertos, cuando se acertaron las letras de 2 posiciones.

4.- Otra peculiaridad que puede incluirse o no (por tanto optativa para organizar el juego) es la de indicar –también sin informar de la posición– lo que denominamos medio-aciertos. Éstos se darían cuando los aciertos se producen al indicar la letra complementaria a la correcta. Es decir cuando se indica T en la posición donde hay una A (o viceversa), e igualmente con la C y la G.

Dejamos esta idea de juego, sobre todo, para aquellos profesores que deseen proponérselo a sus alumnos. Creemos que ambos pasarían un buen rato.

 

Además de la propuesta lúdica, también buscamos que nuestro blog tenga un sentido más didáctico y, por ello, proponemos a continuación unas de cuestiones para aquellos que lo deseen, referentes a este mismo juego:

a-¿Qué probabilidad (en %) existe de acertar la secuencia completa al realizar el primer intento?

b-¿Que probabilidad (en %) existe de no tener ningún acierto (ni medio-aciertos) al realizar el primer intento?

c-Y para nota……. ¿Cuál es el resultado más probable de obtener en el primer intento? (Incluyendo aciertos y medio-aciertos).

Las respuestas, siempre razonadas, deben dirigirse, si se desea responder a ellas,  a  «gerardo (arroba) dnadidactic.com» con el asunto «dnaword». ¡Ánimo!