15
enero

Para no ”liarse” con el ADN.

La representación de las secuencias de ADN en los textos escritos puede prestarse a confusión de los lectores sobre todo cuando se representan ambas hebras.

Las representaciones habituales son algo parecido a esto:Hebra dna (pos dna para no liarse)En ocasiones ni siquiera se indica los extremos 5´y 3´.

En DNA didactic pensamos que una representación más completa y exacta debería ser esta otra:

hebra 2 (para no liarse)Esta representación nos  hace entender  con claridad el hecho de que las 2  cadenas que forman el ADN, además de complementarias,  son antiparalelas.  Detalle que en las representaciones habituales puede pasar desapercibido para un observador no avezado, puesto que sólo representan con claridad el hecho de que ambas cadenas son complementarias, dejando oscurecido su antiparalelismo. Y este detalle, en la enseñanza secundaria, puede provocar equívocos y confusión en los alumnos.

La representación que proponemos  nos muestra  con claridad  ambas características de la estructura del ADN: complementariedad de los nucleótidos en ambas cadenas y antiparalelismo en su disposición en una y otra cadena.

Esta nueva representación pone  además de manifiesto otra de las características importantes del ADN. La información para la transcripción puede estar tanto en una como en la otra cadena. Bastará con darle la vuelta al gráfico o simplemente mirarlo desde el borde superior de la página para tener en cuenta este detalle.

BLOG - para no liarse

Si representamos el ADN de este modo, incluso podemos dejar de indicar los extremos 5´ y  3´, ya que el sentido de escritura-lectura se correspondería directamente con la dirección 5´-3´. Además también se corresponde con el orden de formación o colocación de los nucleótidos de cada cadena a la hora de formarse, y por lo tanto, también ayudará a entender con mayor claridad los proceso de replicación del ADN nuclear en eucariotas, la replicación del ADN mitocondrial, el del ADN procariota y también el proceso de replicación en cadena de la técnica de la PCR.

Otro tanto sucede al obtener un mensajero de una secuencia de ADN o al representar las uniones del codón del ARNm -que sí están expresados en dirección 5´a 3´,  o cuando representamos el código genético- con los anticodones de los ARN transferentes cuyo orden es antiparalelo al anterior. Si no fuese así, no podrían acoplarse.  Normalmente, sólo se habla de complementariedad pero no de antiparalelismo y, por tal motivo, puede provocar confusión.

Lástima que los habituales programas informáticos de tratamiento de texto no nos permitan escribir letras invertidas.  Sería un “puntazo” y se agradecería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>