3
diciembre

ADN: molécula robusta donde las haya

Una de las hipótesis sobre el origen de la vida es la denominada “hipótesis exobiológica”. Viene a decir, sintéticamente,  que la vida tiene un origen extraterrestre y que llegó a la tierra  a través de algún meteorito o cometa en forma primitiva (probablemente  bacteriana o similar).

Parece ser que la hipótesis tiene su fundamento y acaba de publicarse una noticia que añade una nota más de verosimilitud a la misma: han puesto a viajar al ADN en el fuselaje exterior de una nave que han lanzado al espacio y, a su vuelta, lo han vuelto a analizar. Sorprendentemente y, a pesar de las condiciones que tuvo que soportar, el ADN resistió sin desintegrarse.

rocket_dna

No cabe duda que el ADN consigue así, con esta hazaña, una nueva propiedad que hace de ella una molécula muy, pero que muy especial.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>