21
julio

A vueltas con los telómeros

Hace unos meses publicamos un interesante post sobre el papel de los telómeros en la lucha contra el cancer. Al igual que sucede con estas secuencias, tambien nosotros  nos volvemos repetitivos, y en este caso os comentamos su importancia en el envejecimiento del ser humano y en otros trastornos provocados por ellos.

Los extremos cromosómicos o telómeros están constituidos por ADN repetido en tándem: TTAGGG en humanos. Estas secuencias de ADN si las deletreásemos lo haríamos como si las pronunciase una persona tartamuda.

telómero

Cada vez que la célula se divide, el “tartamudeo” mengua y la secuencia telomérica se va acortando. Si desapareciese todo el “tartamudeo” la célula dejaría de dividirse y moriría de vieja. Menos mal que tenemos una enzima, la telomerasa que recupera las secuencias repetidas que se van perdiendo tras las divisiones celulares. El problema esta en que el gen de la telomerasa deja de ser activo a medida que pasa el tiempo (en algunos tejidos ocurre antes que en otros), hasta que al final el envejecimiento y sus consecuencias posteriores acaban con la muerte del individuo. ¡¡C’est la vie!!

En la investigación de estas estructuras cromosómicas existe un grupo español puntero que nos sorprende con nuevas conclusiones de sus estudios sobre los telómeros y, como siempre, vuelve a cumplirse lo que en la ciencia ya es habitual: cuanto más se descubre, más queda por descubrir.

Bravo por este grupo y que sigan así, hasta conseguir convertirnos a todos en nuevos “Matusalenes” (personaje que como indica la Biblia vivió unos cuantos centenares de años).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>